DEJA DE PREOCUPARTE POR TODO

Deja de preocuparte por todo, que si el clima, el peso, el tráfico, la posición económica, que dirán los demás, en fin por todo…. Pon tu atención en lo que realmente importa en ser feliz, en disfrutar la vida, tal como llega, con altos y bajos, desde la mirada que todo es aprendizaje y crecimiento y el camino será más placentero, sin lugar a dudas habrán situaciones que por momentos te quiten la tranquilidad, todo no se recibe bien a la primera, muchas cosas requieren adaptación o simplemente discernimiento, lo importante es que sea solo un momento, no que esos momentos se vuelvan tu manera de afrontarlo todo. Ejemplo te preocupa tu peso, en lugar de enfocarte en que estas gorda(o) por que no revisas que es lo que te hace comer, o simplemente subir de peso y concentras tu energía en el motivo que tienes para bajar y celebras cada gramo que pierdas, si tu situación laboral no es la mejor, recuerda que te llevo a estar donde estas, que has hecho para que las cosas sean distintas y enfoca tu atención en cambiarla, pero con la emoción de ya haberlo logrado, no con el sentimiento de preocupación. Preocúpate menos y ocúpate más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *